Blog 
La Cuarta Parte
RSS - Blog de Toño Suárez

El autor

Blog La Cuarta Parte - Toño Suárez

Toño Suárez

Contador de historias. Buscando aún mi sitio


Archivo

  • 03
    Agosto
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo Deportes

    El día en el que el fútbol saltó por los aires

    El día en el que el futbol saltó por los aires me pilló haciendo la bechamel para unas croquetas de jamón y la masa de un bizcocho de naranja. Alarmado por estruendo, todo sexy manchado de harina pero sencillo al mismo tiempo, pensé que había alterado el orden de los elementos de la mezcla y que la levadura en polvo había reaccionado catastróficamente con la ralladura de limón, produciendo una reacción en cadena con los tres huevos, el yogur natural y los pocillos de azúcar, hundiéndome el garito por la deflagración. Pero no.

    El pepinazo venía de París, como los niños; 222 millones de euros en formato cheque tuvieron la culpa y no el chachachá que tú me obligaste a bailar; una culpa que golpeó con toda su furia en la línea de flotación de todo lo razonable, lo coherente, lo establecido, quizá de lo ético e incluso de lo moral. No sé. O quizá no: después de todo, uno vale lo que otro esté dispuesto a pagar por él y a los responsables del Qatar Investment Authority (QIA), fondo soberano de inversión catarí y dueño del Paris Saint-Germain francés, les ha parecido una fantástica idea gastarse semejante pastizal por un futbolista, Neymar Jr de todos los Santos from F.C Barcelona en este caso.

    El día en el que el fútbol saltó por los aires

    No deberíamos escandalizarnos, no obstante, a no ser que no hubiéramos caído hasta ahora en la cuenta de que el brasileño tampoco abandonó Santos rumbo a Barcelona por amor. Si eres de esos románticos que piensan que en el fútbol de máximo nivel aún hay lugar para el corazoncito entiendo que hoy será un día triste para ti. Intentarás engañarte pensando en todos los one club man que han pasado por tu vida, pocos, negando la evidencia de que si se quedaron es porque ya estaban en equipos potentes, ganando mucha pasta o, si te vas un poco más allá en el tiempo, por el derecho de retención: igual encuentras alguno al que puedas sumarle a todas las variables anteriores el amor a unos colores pero siempre, siempre unido a las otras condiciones.

    Mientras el PSG demuestra que cumple con el fair play financiero, esa norma por la que se busca que los clubes no gasten más de lo que ingresan y, si lo hacen, que no sea por más de 30 millones de euros, las competiciones poco a poco irán perdiendo interés al estar todas las manzanas más sabrosas en los mismos cestos, dejando para el resto las menos apetitosas. Seguiremos viendo ligas ganadas con noventa o cien puntos, goleadas de escándalo de los más ricos, nulas posibilidades de que los títulos no caigan siempre en las mismas vitrinas…el negocio se comió al fútbol delante de nuestras narices.

    Si logramos asumir las nuevas maneras de posar en la foto de equipo y el fulgor innato y cegador de Cristiano estoy seguro que no tendremos problemas en sobrellevar la nueva situación con dignidad.

     

     

    El día en el que el fútbol saltó por los aires, Ángel Nieto paró el cronómetro por última vez y se llevó consigo, al lugar donde van a parar los recuerdos, una parte importante de nuestras vidas. Nuestro recuerdo es lo que le hará inmortal.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook