Blog 
POESÍA DESBOCADA
RSS - Blog de Lauren García

El autor

Blog POESÍA DESBOCADA - Lauren García

Lauren García

Letraherido ferviente de sangre y castigo.

Sobre este blog de Cultura

Este espacio aboga por la inmediatez de la poesía y la literatura. Una apuesta por la creación poética como parte inherente del mundo; la propiedad insalvable de la voz en esencia pura e incorruptible.


Archivo

  • 01
    Diciembre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Oviedo

    La pureza de la nieve en Roberto González-Quevedo

    13 años después de la antología "Pan d'amore" retoma la poesía Roberto González Quevedo con "La nieve en Pesicia",sus poemas están escritos con toda la familariedad del autor con el asturiano occidental. Una vuelta cargada de rotunda belleza al paraíso reclamado, al mismo punto cardinal que proclama el origen. Todo un viaje ancestral donde la memoria impone sus dictados. Palacios del Sil es para el poeta un territorio mágico e idílico que se refrenda en el verso. Pesicia es una tierra que merma y se engrandece con la nostalgia. La señaldá asturiana impregna y devuelve la pureza con la llegada de la nieve. Las viejas palabras de siempre cobrarán sentido en la poesía del escritor asturiano como inequívocas señales vitales: "ya fuerte como el castañal escontra l'aire del xelu". Roberto González Quevedo se permite la licencia venturosa y emotiva de traducir el célebre poema de Jaime Gil de Biedma "No volveré a ser joven" como cierre y broche al libro. Un faulopo que remanez nel tiempu. 

     

     

    NIEVA EN PESICIA

     

    Nieva en Pesicia.

    Eso yía lo que me dicen,

    porque you soi un emigrante

    que duerme'l suenu de la distancia.

     

    Nieva en Pesicia

    ya los faloupos faen como que pousan na mia manu.

    Ya you faigo d'el.los

    una mozada d'augua esperanzada.

     

    Los qu'agora tais ail.lí,

    contáime, por favor,

    contáime como descienden

    de los montes altos los faloupos.

     

    ¿Vienen soncemente,

    trayendo del cielu

    esi silenciu poderosu,

    el silenciu que tantas veces,

    pola mañana,

    conmovía la mía alma nueva

    cuando you yera namàs un nenu?

     

    ¿O caen chenos de furia,

    horizontales,

    con bardina venganza

    ya dando anuncia de que los aires de Pesicia

    derrotarán el tiempu?

     

    Los qu'agora vivìs ail.lí,

    anque a lo mechor yá nun conozáis

    la nuesa hestoria milenaria,

    ¿podéis contame cómo yía

    esa blancura que güei

    anubre aquel.la tierra

    dormida dende la nueite?

     

    Porque la nieve de siempres,

    lo qu'agora paez escondese de nós

    ya visita menos las nuesas ilusiones,

    sigue poderosa,

    conteniendo'l xelu del que venimos

    ya al que vamos.

    La nieve reivindica la nuesa tierra

    ya un día dende los altos

    baxará pa quedar al pía de la mar,

    inagurando mil sieglos de friura.

     

    Pero güei,

    por favor,

    contáime cómo cae la nieve,

    cómo pousan los faloupos

    nas l.lousas ya nas fuechas.

     

    Ya you, entós,

    na mozadina que faiga conas manos,

    seréi quien a convertir

    esos faulopos

    nun ríu d'augua

    interminable.

     

     

    CIUDAD PÉSICA

     

    Siempres el tou nome

    tuvo pa mí una resonancia diferente.

    Como la palabra que faía

    un xardín interminable.

     

    Ya cuando te vi,

    un día calurosu,

    noté un valtu nel corazón,

    porque nel tou subsuelu

    palpaba'l paradòxicu

    destín de muitos sieglos antias,

    cuando fueras la torre

    que dirixía los proyeutos de Pesicia.

     

    Solitaria. Orgullosa.

    Nacida de las veigas ya del ríu,

    pero de sangre alta.

    Diferente, que miras más al.lá,

    hasta la mar,

    hasta la nieve de los montes

    que l.lendan la tua patria.

     

    DEXAR LA MIA GÜELGA

     

    Que la vida diba en serio

    entiéndeslo más tarde

    -igual que tola xente nueva, you vini

    a l.levar la vida por delantre.

     

    Dexar la mia güelga quería

    ya marchar ente aplausos

    -faeme viechu, morrer, yeran namás

    las dimensiones del teatru.

     

    Pero pasóu yá'l tiempu

    ya samoma yá la verdá fosca:

    faeme viechu, morrer,

    yía l'únicu argumentu de la obra.

    (TRADUCCIÓN DEL AUTOR DEL POEMA "NO VOLVERÉ A SER JOVEN" DE JAIME GIL DE BIEDMA)

     

    ROBERTO GONZÁLEZ-QUEVEDO. "LA NIEVE DE PESICIA". BAXAMAR EDITORES 2017

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook